¿Qué estudia un internacionalista?

Navega por la página, y encuentra la respuesta

Ensayo sobre la Guerra por los Recursos

 

Autora: Narvaez, C.

Fecha: noviembre, 2007

 

Este ensayo es acerca de las guerras por los recursos; es muy interesante ver que se proponen otras causas al conflicto y a la guerra que no son puramente políticas; sino que se convierten en políticas y económicas por supuesto. Aquí se mostrará y explicará lo que significan los recursos, poder, riqueza; y veremos que hay conflictos existentes en distintas partes del mundo cómo el Golfo Pérsico, el mar Caspio , China, la cuenca del Nilo, el río Jordán, Tigres-Éufrates y el Indo, se mencionarán los respectivos países involucrados y sus intereses nacionales; este ensayo estará basado en las lecturas cinco y seis del curso de seminario de actores internacionales además de la obra de Michael Klare: “La Guerra por los recursos”; mo principal, además de otras fuentes.


En el mundo globalizado y “homogeneizado” de hoy, vemos que hay una competencia voraz por acceder a más recursos y obtener materiales esenciales como agua, tierra, oro, piedras preciosas; que sirven para llevar el mismo ritmo de vida, y producción planetaria que desde la época de la industrialización que comenzó con Inglaterra; no ha parado hasta el día de hoy. Los conflictos por los recursos naturales se remontan a la época de la exploración europea que fue entre los siglos XV y XVI; con las exploraciones para encontrar recursos, en el periodo de la colonización.


Hoy; encontramos que hay problemas por la cantidad de petróleo que hay, el conflicto por querer encontrar más, así como conflictos por querer encontrar más de estos materiales y explotarlos: como el agua, energía, minerales, y comida. Sin embargo vemos que el consumo de estos recursos es más rápido de lo que la tierra puede reponerlos, y esto no cesa puesto que el consumo humano de todo tipo de recursos está llegando (si no es que ya llegó) a un punto casi intolerable, puesto que el planeta tiene que cargar con la explotación de materiales, y con la misma contaminación que provoca el famoso efecto invernadero, desperdicio de recursos, calentamiento global; entre otros que ya ocasionan estragos en la vida humana.


El incremento desmedido de la población así como la tecnología son factores que afectan también los recursos globales en diferentes formas. Las nuevas tecnologías pueden permitir la explotación de materiales una vez consideradas inaccesibles como los depósitos de petróleo localizados debajo de los océanos y en lugares remotos en Siberia. Si se redujera el costo de desalinización, la recolección de energía solar y otros métodos innovadores para la creación de energía se contaminaría menos, y dependeríamos menos del petróleo, sin embargo hay muchos intereses detrás de esto, puesto que hoy basamos la economía mundial en el petróleo, y vemos que hay países dispuestos a entrar en una guerra, con tal de obtener estos recursos, sin embargo hay estudiosos que mencionan que la degradación ambiental es un problema de cómo a los humanos tratan a la naturaleza. Muchos ven que éste es un problema de ética y de falta de respeto por la naturaleza, esto también lo vemos en el paradigma neoliberal que vivimos y por posponer el tema medioambiental porque no es de “vital” importancia en este momento y lo que ocurre es el desplazamiento en el tiempo: esto es que los políticos no se ocupan de los temas ambientales y lo posponen a las siguientes generaciones, y no se toma acción en nada, además de que el punto según la política: es arrasar con la naturaleza con tal de generar más riqueza, o con tal de que sea por el bien común.


Se irán tocando brevemente temas de vital importancia para la agenda internacional. Uno des éstos temas es que la apertura de la cuenca del Caspio a las inversiones extranjeras es una oportunidad  para asociarse con las compañías locales a fin de explotar los yacimientos petrolíferos y gasísticos del Caspio. Otro factor importante del deseo por obtener recursos; es el crecimiento económico. En los últimos 50 años la población mundial ha aumentado en más de 3.000 millones de habitantes, para hoy es más del doble. La geografía tiene que ver porque muchas de las regiones petrolíferas principales del mundo se localizan en zonas fronterizas en litigio o en lugares de tradicionales crisis recurrentes y episodios de violencia, a medida que los yacimientos antiguos se van agotando, la competencia mundial se concentra cada vez más en las escasas regiones que todavía cuentan con existencias significativas de crudo. La principal razón para creer que pronto ocurrirá una guerra en el Golfo Pérsico principalmente se debe al petróleo, sin embargo se tienen algunos temas para encubrir ésta razón cómo las ambiciones política, las diferencias religiosas, entre otros. El Golfo Pérsico contiene el 65% de las reservas petroleras estimadas y aún no explotadas del mundo. Y muchos geólogos creen que la región aún tiene más posibilidades y que todavía se descubrirán nuevas existencias allí. El caso es que los yacimientos del golfo están muy concentrados geográficamente y próximos a la superficie, lo que significa detección más fácil y explotación más rentable. Si bien es posible que se descubran otros yacimientos en el Atlántico Norte, en Liberia o en otros lugares remotos, únicamente el Golfo puede suministrar las inmensas cantidades de hidrocarburos que se necesitarán para atender el crecimiento de la demanda del siglo XXI. Así como el Golfo Pérsico, la cuenca del Mar Caspio es productora de energía. Bakú era ya centro petrolífero principal a comienzos del siglo XX. Vemos que esta es una de las principales zonas de conflicto en el mundo, causado por recursos naturales. 

Otro punto importante en la agenda es: China; puesto que es uno de los países con gran crecimiento económico en la actualidad y es uno de los países más poblados en el mundo, por lo que la creciente necesidad asiática de energía se reflejará especialmente como demanda intensa de petróleo y gas natural, para contrarrestar un poco éstos efectos, en China ya se están tomando medidas sociales, para reducir un poco su población (en control de natalidad), sin embargo vemos que no es suficiente.


Desde en tiempos antiguos la historia nos enseña que las disputas por el agua son un rasgo permanente de la conducta humana,mucho más en la zona del Nilo. El cambio climático altera todavía más el tema del abastecimiento de agua. A medida que se acumulan en la atmósfera los gases causantes del efecto invernadero, las temperaturas medias aumentarán en todo el mundo y cambiará la pluviometría en muchos lugares. En algunos quizá lloverá más, y en otros menos. El agua es esencial para la salud y la supervivencia humanas: para beber, para la higiene y la salubridad, y para la producción de alimentos. Es evidente que el incremento de la población mundial provocará el aumento en la demanda del agua, y uno de estos problemas lo vemos reflejado por el deseo de obtener éste líquido vital en diferentes ríos del mundo cómo el Nilo, entre otros. 

Hay tres sistemas fluviales muy importantes por los cuáles hay conflictos hoy: la cuenca del Jordán que fluye por Israel, Jordania, Líbano, Siria, Turquía y regiones de población kurda, el Indo lo comparten Afganistán, China, la India, Pakistán y Cachemira. Para muchos de estos países, las disputas por el agua han adquirido un carácter emotivo o simbólico. Consideran afectada la supervivencia nacional y la identidad. En éstos conflictos vemos que ya no sólo se reducen los problemas, a sólo el deseo de obtención del líquido sino que también ya entran factores políticos y sociales que se mezclan y son causa de violencia, que podría desembocar en una guerra. 


En cuanto a la disputa de minerales, piedras preciosas y madera; además de materiales de construcción; existen los conflictos de: Borneo, Papua Nueva Guinea (Bouganville), Sierra Leona, Zaire, Angola, Brasil, Birmania, Camboya, Colombia, Congo, Indonesia, Liberia, Filipinas; entre otros  dónde podemos encontrar una explicación de los problemas y sus principales factores de conflicto en cuanto a recursos.


Las guerras por los recursos forman parte de un sistema geopolítico amplio e interconectado. La tesis central del tema propuesto,es que durante los años próximos, las guerras por los recursos van a ser el rasgo más característico del entorno mundial de la seguridad. Intervienen factores sociales, políticos y económicos, y el problema va a ser la disputa de quiénes van a ser los dueños de tales recursos, y por eso van a ser las guerras que se desarrollarán principalmente en el mundo en vías de desarrollo, y más especialmente en aquellos países dónde la autoridad nacional sea débil o corrupta, o donde haya disputa por el poder político.


En conclusión se podría decir que los recursos naturales son los cimientos con los que se construye la civilización, para evitarlo, y para asegurar un abastecimiento adecuado de las materias esenciales, se debería crear un sistema mundial de conservación de los recursos y colaboración para su uso. Estos conflictos han existido desde tiempos ancestrales por causas tan simples cómo lo son los bienesnaturales: agua, petróleo, madera, minerales; entre otros porque hemos visto en la evolución de la humanidad que de aquí parten todos los avances tecnológicos que vemos hoy en día. Finalmente se puede decir que es cierto que las guerras que afrontaremos en el futuro y las que afrontamos hoy en día son por los recursos naturales su manejo y posesión. Sin embargo es importante destacar que no solamente cesarían éstos problemas con la creación de un sistema mundial en pro de la conservación; sino lo que hace falta más que nada es un cambio de actitud de la humanidad, por tomar conciencia de lo que es la naturaleza y brindarle el respeto que merece por el sólo hecho de existir, y aquí interviene un tema importante que es el de la ética, puesto que hoy en día por el mundo tan ajetreado en el que vivimos el paradigma que está insertado en la mente de la gente es que para tener éxito hay que tener más de todo, y se pone de lado la conciencia y el valor del otro, no solamente del prójimo sino que del mismo entorno natural, por lo que es cierto hace falta un cambio de sistema en el mundo, pero es más un cambio de hábito y actitud en la humanidad.

 

 

 

Bibliografía:

 

• Baylis, John; Smith, Steve. The Globalization of World Politics. Tercera Edición. Oxford University Press. Nueva York (2005) pp. 452, 463.

 • Klare, Michael. Guerras por los recursos. Editorial Urano Tendencias. Barcelona (2003) pp. 34, 49, 67, 75, 79, 115, 179, 204.

 • Toffler, Alvin y HeidiLas guerras del futuro.  Edit. Plaza y Janes. España (1993)  pp. 272.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Enter your email address to follow this blog and receive notifications of new posts by email.

Únete a otros 448 seguidores

Twitter de Kryztee

Error: Twitter no responde. Por favor, espera unos minutos y actualiza esta página.

¿Quieres leer sobre otro tema? Escoge

febrero 2015
L M X J V S D
« Ene   Mar »
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
232425262728  
A %d blogueros les gusta esto: