¿Qué estudia un internacionalista?

Navega por la página, y encuentra la respuesta

Análisis sobre el concepto de derecho tradicional de Hart.

2015/01/img_1262.jpg

Autora: Narvaez, C.
Fecha: Noviembre, 2007

Hart menciona que la falta de instituciones significa que las reglas para los estados son parecidas a aquellas formas simples de estructuras sociales que consisten únicamente en reglas primarias de obligación y que cuándo aparece en las sociedades de individuos, es comúnmente contrapuesta a un sistema jurídico desarrollado.

Se puede sostener que el derecho internacional no sólo carece de reglas secundarias de cambio y adjudicación que establezcan una legislatura y tribunales, sino que carece también de una regla de reconocimiento unificadora que especifique las “fuentes del derecho” y que suministre criterios generales para la identificación de sus reglas.

Se cuestiona si el derecho es realmente derecho. Menciona que sus dudas surgen de la comparación entre el derecho internacional y el derecho nacional, y la mayor parte del texto es en base a esto, sus diferencias y similitudes; asimismo cómo brindando ejemplos entre el derecho nacional e internacional.

La primera duda surge en que el derecho internacional tiene raíces en la concepción que fundamentalmente ve en el derecho una cuestión de órdenes respaldadas por amenazas y contrapone el carácter de las reglas del derecho internacional y las reglas del derecho nacional.

La segunda duda surge de la creencia de que los estados son incapaces de ser sujetos de obligaciones jurídicas, y contrapone el carácter de los sujetos del derecho internacional al de los sujetos del derecho nacional.

Puedo comentar en este caso que las dudas que tiene el autor en cuanto al derecho nacional e internacional puede ser en cuánto a que realmente, en cuánto al derecho internacional, qué tanto es que los sujetos de los Estados pueden ser sujetos del derecho internacional, puesto que en teoría primero sería el nacional y después el internacional, sin embargo, se cuestiona que el Estado al ser soberano, no tiene porqué estar sujeto a obligaciones jurídicas dentro de otro organismo puesto que ya es soberano, y aquí es dónde vienen las dudas del autor en cuanto a que nos propone en la lectura una especie de debate entre el derecho internacional y el nacional, cuál es válido, y cuál debería ir primero. De acuerdo con mi criterio podría decir que es muy importante el nacional y posteriormente el internacional, puesto que si no se tiene un ordenamiento jurídico dento del Estado, no se puede pertenecer a otro de manera externa, sino que primero debería ser el control y orden interno y posteriormente pertenecer al externo, que por supuesto existe, y a contrario de cómo nos comenta el autor por supuesto que el Estado es capaz de ser sujeto de obligaciones jurídicas.

Se menciona cómo es que puede ser obligatorio el derecho internacional. No todas las reglas dan lugar a obligaciones o deberes y también lo es que las que lo hacen generalmente exigen algún sacrificio de los intereses particulares, y están generalmente sustentadas por exigencias serias de acatamiento y por una crítica insistente frente a las desviaciones.

La circunstancia de los seres humanos es que están organizados en sociedades compuestas por individuos, con fuerza física y vulnerabilidad, de esta manera de acuerdo con el autor, hay veces en que las sanciones físicas son a la vez necesarias y posibles.

Las verdades obvias que son aplicables a los individuos no lo son a los Estados, y de que el trasfondo fáctico del derecho internacional es tan diferente del trasfondo del derecho nacional, no existe una similar necesidad de sanciones. En esta parte nos menciona que lo que puede ser aplicable para un individuo puede no serlo para el Estado puesto que no son seres vivos, y destaca aquí una diferencia muy marcada entre el derecho nacional e internacional, puesto que el derecho nacional es aplicado a individuos y el internacional es aplicado a Estados, sin embargo siento que el internacional (a pesar de que no lo menciona), el internacional también es aplicado a los individuos mismos puesto que al ser enfocado a los Estados, va indirectamente hacia los individuos puesto que los individuos son parte de la composición del Estado.

El derecho nacional o interno – ubicado en un cierto contexto de hechos físicos y psicológicos- necesita sanciones organizadas, el derecho internacional que no las tiene y que está ubicado en un contexto diferente, no impone obligaciones, “no es obligatorio”, por lo que ni merece llamado se derecho, sin embargo vemos que un punto importante que diferencia el derecho nacional y el internacional es la voluntad, puesto que el nacional es a veces coercitivo, y el internacional es voluntario, sin embargo, hay maneras “indirectas” de hacerlo coercitivo que muchas veces utilizan los Estados para satisfacer intereses propios.

En el derecho internacional hay que librarse de ciertas asociaciones, puesto que la expresión “un Estado” no es el nombre de alguna persona o cosa intrínsecamente o “por naturaleza” fuera del derecho; es una manera de referirse a dos hechos:
• Una población que habita un territorio vive bajo aquella forma de gobierno ordenado establecido por un sistema jurídico con su estructura característica de legislatura.
• Que el gobierno goza de un grado de independencia vagamente definido.

La dependencia de una unidad territorial respecto de otra en estas diversas maneras no es, sin embargo, la única forma en que puede estar limitada su independencia. El factor de limitación puede no ser el poder o la autoridad de otra unidad semejante, sino una autoridad internacional que afecta unidades que son independientes las unas de las otras.

Subraya el autor que los Estados deben hallarse libres de toda otra limitación, y, en el peor, enunciar un dogma o razonado. En los hechos nos damos cuenta que existe entre los Estados una determinada forma de autoridad internacional, la soberanía de los estados está, limitada, y ella no tiene más extensión que la que las reglas le acuerdan, este término podría ser contradictorio de acuerdo a cómo lo maneja Hart, puesto que, es cierto, la soberanía de un Estado es limitada en cuánto a los límites pactados se refiere, sin embargo se podría decir que esto es falaz puesto que no se le puede obligar a nada, entonces de ésta manera no está limitada, por lo que podría hacer todo o nada, según el punto desde el que se vea.

Las teorías contractualistas que se manejan en la ciencia política buscan explicar el hecho de que los individuos libres e independientes, están obligados por el derecho nacional, tratando a la obligación de acatar el derecho como una obligación surgida de un contrato que los obligados han celebrado entre sí, y en algunos casos sus gobernantes.

Se dice que la mejor manera de expresar estas diferencias formales entre el derecho internacional y el derecho nacional es considerar al internacional como “moral” (aquí recordando la voluntad). Sin embargo parece claro que destacar la diferencia de esta manera es provocar confusión. Algunas reglas particulares del derecho nacional pueden hallarse en conflicto con la moral, no obstante ello, el sistema como un todo tiene que reposar sobre una convicción de los Estados de que existe la obligación moral de obedecerlas.

Hart menciona que para cualquier persona parecería que la estructura formal del derecho internacional, que carece de una legislatura, de tribunales con jurisdicción compulsiva y de sanciones oficialmente organizadas, parece muy diferente de la del derecho nacional. Vemos que se asemeja en contenido, a un régimen simple de derecho consuetudinario o primitivo, en este comentario difiero con el autor puesto que el derecho internacional no puede tacharse de ser un simple régimen primitivo, puesto que (a pesar de la opinión de muchos) está estructurado, y organizado de una manera compleja, además de que posee tribunales con jurisdicción y sanciones, sin embargo lo que hace la diferencia con el derecho nacional es que cómo dije anteriormente el derecho nacional es coercitivo, mientras que el internacional es más por voluntad, por lo que es voluntad de un Estado pertenecer a alguna corte que sancione ciertas actividades, sin embargo no se puede obligar a otro Estado que decide no ser parte de esta corte a sancionar el mismo tipo de actividades; esto es cierto; pero el hecho de que está ahí y tiene una estructura es cierto, y no se puede señalar cómo un simple derecho primitivo.

Se ha destacado a menudo el hecho de que en casi todos los casos la decisión de la Corte Internacional (antes la Corte Permanente de Justicia Internacional), ha sido debidamente cumplida por las partes, como esto de alguna manera compensara el hecho de que ningún Estado puede ser llevado ante estos tribunales internacionales sin su consentimiento previo, esta es un especie de ataque al funcionamiento de la Corte Internacional, sin embargo a pesar de que es con consentimiento, sí se tiene un ordenamiento jurídico para los Estados que son parte de organismos cómo éste.

Se hacen varias analogías entre el derecho internacional y el derecho nacional, indica que Kelsen y otros teóricos insisten, en que a semejanza del derecho interno, el derecho internacional posee, una “norma básica”, o lo que hemos llamado una regla de reconocimiento, por referencia a la cual se determina la validez de las otras reglas del sistema, y en virtud de la cual las reglas constituyen un sistema único.

Se menciona que una sociedad puede vivir según reglas que imponen obligaciones a sus miembros, aún cuando ellas son consideradas como un conjunto de reglas separadas, que no están unidas por ninguna regla básica, ni derivan su validez de ella.

“Los Estados deben conducirse como acostumbran hacerlo”. Esto es: quienes aceptan ciertas reglas tienen que observar también una regla que dice que las reglas deben ser observadas. ¿Cuál es el carácter efectivo de las reglas tal como funcionan en las relaciones entre los Estados? Son posibles diversas interpretaciones de los fenómenos a ser observados, además de que sostiene que no hay regla básica que establezca criterios generales de validez para las reglas del derecho internacional, y que las reglas que son d hecho operativas constituyen no un sistema sino un conjunto de reglas entre las cuales están las que establecen la fuerza obligatoria multilaterales, y se alega a veces que estos pueden obligar a Estados que no son parte.

Quizá hoy el derecho internacional esta en una etapa de transición orientada hacia la aceptación de esta y otras formas, que lo aproximarían en estructura a un sistema nacional.

La analogía que se menciona es de contenido, no de forma, en esta analogía de contenido no hay otras reglas sociales que están tan cerca del derecho nacional como las del derecho internacional, en esto sí concuerdo con el autor puesto que cómo se dijo anteriormente, el derecho nacional se enfoca a los individuos, y con esto vemos que el derecho internacional en esto se asemeja al nacional, en que va dirigida hacia los individuos, y que en eso se parecen, y no de forma puesto que está ordenado de diferente manera al nacional. De esta manera vemos que el autor hace una especie de crítica constructiva a lo que es el derecho internacional y a pesar de que hace algunas críticas, vemos cómo al final nos menciona que realmente el derecho internacional y el nacional son diferentes pero no tanto cómo pensábamos puesto que su misión y objetivo es el mismo: el individuo.

Bibliografia:
Hart, H.L.A. (1963). El concepto del derecho tradicional de Genaro R. Carrió. Buenos Aires: Abeledo Perrot.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en enero 22, 2015 por en Derecho, Economía, derecho & política y etiquetada con , , , , .

Enter your email address to follow this blog and receive notifications of new posts by email.

Únete a otros 448 seguidores

Twitter de Kryztee

Error: Twitter no responde. Por favor, espera unos minutos y actualiza esta página.

¿Quieres leer sobre otro tema? Escoge

enero 2015
L M X J V S D
« Dic   Feb »
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031  
A %d blogueros les gusta esto: