¿Qué estudia un internacionalista?

Navega por la página, y encuentra la respuesta

Historia del Vino

Autor: Narvaez, C.

Fecha: 18.agosto.2006

Introducción

 

El origen de la palabra vino proviene del latín vinum, que a su vez deriva del griego oinos o woinos. En algunas fuentes se toma como que el la base del vino; es decir; la vid; existe antes de que existe el hombre, sin embargo; también se hace mucho la mención de Noé en la Sagrada Biblia, dónde dice que  él  planta vides y bebe vino haciendo coincidir el renacimiento de la humanidad con el nacimiento del vino.

No se puede hablar en forma certera sobre el origen del vino como tal, ya que el origen de su elaboración es en forma natural al entrar en contacto con el jugo de la uva, las levaduras transportadas por el aire. Entonces podemos decir que de forma natural todo jugo de fruta fermenta, y este proceso lo lleva a tomar grados alcohólicos. De esta forma podemos pensar que su comienzo es de carácter natural y muy remoto. Pero su origen en forma más elaborada parte con el refinamiento de este proceso a través del tiempo por parte del hombre. [1]

Siento yo que el vino puede haber existido antes que el ser humano, pero lo que se analizará en el siguiente trabajo es su origen,  no como vid, sino como bebida fermentada y la importancia que ha tenido para el hombre durante el desarrollo de muchas culturas. En mi opinión, el vino, es cierto tiene un origen, sin embargo no puede tomarse a nivel mundial puesto que en la época antigua cuando algunas civilizaciones ya conocían el vino; había otras en otros lugares y hasta continentes que no lo conocían; por ésta razón, se verá cómo las civilizaciones empezaron a conocer el vino y el efecto que tuvo en su cultura se analizará un poco del desarrollo de las civilizaciones más importantes en cuanto al surgimiento de la cultura del vino en la época prehistórica, en Egipto, Grecia, Roma; la importancia que tiene en la Biblia; durante la edad media, la evolución hacia el vino moderno desde el siglo XV hasta el siglo XX; y por supuesto el inicio y origen de la cultura del vino en México.

 

Prehistoria y Civilizaciones Nómadas.

De acuerdo con los estudios  la vid silvestre estaba extendida en todo lo que es el hemisferio norte, desde el Himalaya hasta lo que es actualmente el territorio de los Estados Unidos. Cuando se produjeron los glaciares, en la era Cuaternaria, y el hemisferio norte se cubrió de hielo, desapareció gran parte de las plantaciones. Sin embargo algunas plantas se salvaron, en lo que se conoce como los refugios climáticos. Esos refugios existieron en todo Europa, Asia Menor y en los Estados Unidos.En Asia, fue denominado Refugio Caucásico, donde se conservo la mayor cantidad de especies vegetales. Los botánicos del mundo consideran que allí se originó y luego se distribuyó hacia el mundo la mayor parte de las especies frutales, entre ellas la vid.[2]

El desarrollo de la vinicultura no puede separarse del nacimiento de la civilización europea, especialmente en loo que se refiere a la zona mediterránea. Los pueblos nómadas de hace más de 6000 o 7000 años ya elaboraban vino a partir de uvas silvestres. Cuando se volvieron sedentarios la vid fue, junto con el olivo y la higuera, una de las primera plantas n ser cultivadas y aprovechadas por el hombre.

La vitcultura, que debió nacer en el Mediterráneo oriental o en el Caucaso, experimentó un primer período de esplendor en tiempos del Egipto de los faraones, con los cuales con técnicas de elaboración mejoraron con meticulosidad científica.[3]

Lo cierto es que la viña es una planta prehistórica, que posiblemente aguardó a que culminara el lento proceso evolutivo que dio origen al Homo Sapiens, para hermanarse con él. Hoy se conoce la existencia de primitivas especies de Vitis en la Europa continental durante la era Terciaria. Se trataba de una vid salvaje, resistente, que superada la dura prueba de lo glaciares, daría lugar a las vides cultivables. Es bastante probable que la elaboración de vino acompañara los inicios de las distintas culturas, y los efectos embriagadores del zumo fermentado de la uva sirvieran de vehículo poderoso privilegiado para las primeras experiencias místicas que, convenientemente organizadas y controladas por una casta sacerdotal darían lugar al nacimiento de las distintas creencias y religiones.[4]

Egipto

             Si bien no se ha podido demostrar la existencia del cultivo de la vid  en Egipto y Mesopotamia antes del cuarto milenio a.C. y en el Egeo antes del 2500 a.C., hay indicios fiables de que 6000 años antes de nuestra era  ya se practicaba en Oriente Medio una viticultura rudimentaria. Las primeras herramientas conocidas, que pudieron servir para la elaboración del vino, son las

halladas al norte del Cáucaso, en los actuales estados de Georgia y Armenia, y datan del quinto y sexto milenio a.C., mientras que otras descubiertas en la antigua Persia ya pertenecen al cuarto milenio a.C.

El comercio del vino también vivió su primer período de prosperidad en el delta del Nilo. Largas caravanas y rápidas aves lo transportaban hasta los principales centros comerciales del Mediterráneo, y no pocos historiadores opinan que, probablemente, los fundamentos de la economía moderna, el dinero, los contratos, los modos de pago, los tribunales, la contabilidad, los oficios relacionados con el comercio, e incluso los números y las unidades de tiempo, surgieron de las necesidades del comercio del vino durantes la época de los faraones.[5]

             En el antiguo Egipto se cultivaba la vid, y  sus caldos eran privilegio casi exclusivo para nobles y reyes en fiestas, ceremonias religiosas y rituales funerarios. Era conocido también que las mejores cosechas provenían del delta del Nilo y de los oasis más occidentales del país. El aprecio de los egipcios por las cualidades del vino, entre las que se atribuían ciertas «propiedades mágicas», se piensa que obedecía al hecho de que el Nilo toma un color vinoso durante el ciclo anual de las inundaciones. Desde el Reino Antiguo (2575 aC) hasta el Nuevo (1070 aC), las tumbas de los nobles se decoraban con imágenes ocasionales de viticultura e incluso de elaboración del vino, aspectos que reflejan el culto que sentían las clases altas egipcias por el derivado de la vid. Para más señas, un antiguo proverbio egipcio reza: «En el agua puedes ver reflejada tu cara, pero en el vino siempre aparece tu mejor cualidad.A pesar de que entre los grandes clásicos se destaca el origen egipcio de los primeros vinos, no hay pruebas fehacientes que lo demuestren rotundamente. De hecho, algunos historiadores sitúan aún el origen del vino al sur del Cáucaso y en la parte más meridional del Mar Caspio, enfatizando que la uva empleada por los egipcios no era Vitis vinifera clásica. En otros tratados se refiere la existencia de la vid en el antiguo Egipto, pero se relaciona con un uso meramente ornamental en los jardines y huertas. Llama la atención el censo que Ramsés III ordenó de 513 viñedos propiedad del templo de Amón Ra, así como el nombramiento de un «maestro viticultor» encargado de su conservación y mantenimiento. Un dato aún más sofisticado es que a los trabajadores empleados en la construcción de las pirámides de Giza se les permitía apagar su sed con cuatro clases de vino y cinco de cerveza. [6]
Los vinos de Egipto

Las uvas, tal y como aparece en dibujos funerarios, se cosechaban, se almacenaban, se pisaban con los pies y su zumo era guardado en tinajas (ánforas) hasta la adecuada fermentación. Un segundo prensado separaba pieles y pepitas y permitía que el vino ya fermentado se conservara en recipientes sellados con barro y con pequeñas aberturas por donde dejar salir el dióxido de carbono. Cuando se consideraba que la «crianza» se había completado (fijada en un máximo de 21 años), las aberturas terminaban sellándose y el vino quedaba totalmente aislado del exterior hasta su consumo. Otro dato que apoya el origen egipcio del vino es el hecho de que en la antigua Roma se importaban vinos de Egipto, y no precisamente porque los romanos anduvieran escasos en su provisión. Crónicas romanas cantan las alabanzas de los vinos claros y fragantes de Mareotis, Sebennytus (delta del Nilo), Menzalah, Sile y Tanis. Con respecto al tipo de vino consumido por los antiguos egipcios, todo apunta a que los secos era los preferidos. Sólo uno de cada seis vinos «etiquetados» a mano por los maestros encargados tenía inscrita la palabra «dulce». Los vinos de más de 5 años de crianza acaparaban una tercera parte de los inventarios. Nunca hasta ahora se había analizado químicamente qué tipo de vino que bebían exactamente los egipcios. El artículo firmado por los investigadores españoles en Analytical Chemistry, ha dado por fin con rastros de vino tinto en una ánfora funeraria perteneciente a Tutankhamon.Investigadores identificaron rastros de vino negro en una ánfora de la tumba de Tutankhamon, faraón de la Dinastía XVIII (~1333-1323 aC), que se conserva en el Museo Egipcio de El Cairo. Dicha ánfora está firmada por el maestro viticultor Khaa.  En su interior, se ha identificado ácido siríngico, derivado de la malvidina e indicador del vino tinto. «La malvidina es la antocianidina más importante del vino tinto y la responsable de su color». Aplicando una fusión alcalina a los residuos del ánfora estudiada obtuvieron el ácido siríngico (a partir de la malvidina polimerizada), lo cual les permitió identificar el vino como tinto. [7]

Grecia

La Grecia arcaica fue la siguiente etapa que protagonizó la vid en la conquista de la Antigüedad. Los minoicos en Creta, que mantenía estrechos lazos culturales y económicos con los egipcios, sirvieron de puente entre las culturas de Grecia y Egipto. es posible que los conocimientos sobre el cultivo de la vid también llegaran a Grecia desde tierras de Asia Menor o desde Tracia. En la segunda mitad del segundo milenio antes de Cristo, el vin ya se había convertido en un elemento importante de la cultura griega; había viñedos por toda Grecia, y las islas del Egeo eran conocidas más allá de las fronteras del país gracias a sus productos de Tasos, Lesbos y Rodas gozaban igualmente de buena fama.

En el siglo IV a.C., el escritor griego Teofrasto ya conocía la estrecha relación existente entre la clase de uva, el clima y las características del suelo. Tan importante llegó a ser el vino para los griegos que incluso le atribuyeron un origen divino. Según la leyenda Dioniso, el dios popular originario de Asia Menor (a quien los romanos llamaron posteriormente Baco), creó la cepa y con su poder divino hizo brotar del suelo vino, leche y miel. Gracias a la exuberante vegetación que germinó y a la embriagadora acción del vino, Dioniso liberó a los hombres de sus preocupaciones diarias.

Los griegos introdujeron la cultura del vino en todas las nuevas colonias del Mediterráneo que fundaron durante la primera mitad del primer milenio a.C. así Sicilia, el sur de Italia y el sur de Francia pasaron a ser los nuevos centros vitícolas europeos. Para los griegos, Italia meridional se convirtió en su oinotria, la tierra del vino, expresión que se transformó en enotria (de dónde viene la palabra enología eno= vino logos= estudio o tratado) para los romanos después de que en el s. III a.C. ya hubieran difundido el cultivo de la vid por toda la península itálica.[8]

En la ánfora griega del pintor Amasis. Se puede observar a las personas durante el proceso de recolección de la vid, y posteriorment cómo son arrojadas a un contenedor dónde las pisan y el jugo lo vierten dentro de una vasija.

Roma

             Los romanos aplicaron nuevos criterios económicos a la vinicultura y la difundieron por Europa Central. En un principio, uno de los principales centros del comercio de vino fue la ciudad de Pompeya, desde donde el vino salía incluso hacia la lejana tierra de Burdeos. Después de que la ciudad fuera destruida como consecuencia de la erupción volcánica del año79, los romanos fomentaron el cultivo de la vid en todos los rincones del Imperio. El resultado de todo ello fue que en el núcleo del Imperio Romano, lo que es el actual Lacio, casi toda la superficie cultivable pasó a estar ocupada por cepas, lo que indujo al emperador Domiciano a prohibir la creación de nuevos viñedos, edicto que estuvo en vigor durante casi doscientos años.[9]

Los romanos  atribuían a Saturno sus viñedos famosos y obtenían vinos que debido a su método de elaboración durante el cual le agregaban miel, alquitrán y otras sustancias para conservarlos, no serían hoy de nuestro agrado.

Tras la conquista romana el cultivo de la vid se generalizó en todo el territorio del Imperio y la fabricación de vinos se convirtió en una fuente de riqueza especialmente en la Galia Narbonnaise (sur de Francia), en el Gaillac, en el Este francés y en el Hermitage, sobre el Ródano, convirtiéndose las Galias en el centro del intercambio y la venta de vinos hacia todas las zonas europeas. [10]

Durante la colonización romana era el uso que se hacía de las diferentes bebidas que competían con el vino, se conocían como falsos vinos (de dátiles, higos, manzanas, peras), con diversos aromas, con plantas de jardín, con flores, con hierbas, con agua y miel, con miel y vinagre, etc.[11]

Origen del Vino según la Biblia

De acuerdo con el autor Carlos Delgado es evidente que el vino, fruto del ingenio y del azar, acompañó desde bien temprano al hombre en su andadura terrena. En la Biblia se menciona la viña, la uva y su efecto sobre el único hombre sabio y justo que mereció sobrevivir a la ira del Dios de Israel: << Noé plantó la viña y habiendo bebdo su vino, se embriagó>>. El libro sagrado habla de cómo las vides fueron traídas de Egipto, y con ellas se cubrieron montañas, alcanzando las cepas una altura similar a a la de los cedros. Más de 600 veces menciona la Biblia, con sabias palabras, la vid y el vino, que muestran la trascendencia del vino en la cultura judaica: << Los árboles dijeron a la vid: ven tú a reinar entre nosotros. Les respondió la vid: ¿voy a renunciar a mi mosto, el que alegra a los dioses y a los hombres para ir a vagar por encima de los árboles?>> (Jueces, 8.2).

En el Nuevo Testamento, Jesús inicia su prédica con el milagro de las bodas de Caná, convirtiendo el agua en vino, y Juan termina de explicar el portento con estas palabras: << Así, en Caná de Galilea, dio Jesús comienzo a sus señales. Y manifestó su gloria, y creyeron en Él sus discípulos>>

Igualmente ofreció vino en la Última Cena, que servirá como permanente recordatorio del Supremo  Sacrificio, enlazando de esta forma con la ancestral cultura que, tanto en Asiria, Babilonia, Egipto, la Tracia, el Egeo, China o India, consideró el vino como un producto divino, auténtico regalo de los dioses y el camino más directo y seguro para comunicarse con ellos. [12]

El Vino Rosado

El vino rosado es el vino bíblico. Es el primer tipo de vino que aprendió a hacer el hombre cuando exprimió un racimo entre sus manos. Era seguramente el vino de los fenicios y de los egipcios, como se puede deducir observando las escenas de vendimia que adornaban los bajorrelieves de algunos monumentos erigidos de la época.

Las pinturas de la tumba del sacerdote egipcio Menotheph representan en un mismo fresco la vendimia, la pisa de la uva, el prensado y el “embodegamiento” del vino. Aparecen unos hombres que recolectan los racimos, al lado otros que pisan las uvas agarrándose a una cuerda que pende sobre ellos para no resbalar. Mas abajo, el prensador, hecho con una gran bolsa de yute que es retorcido por cuatro esclavos. Por ultimo, otros dos hombres llenan tinajas con el jugo recogido y no falta siquiera, en esta escena bucólica, el escriba que anota la cantidad de zumo recolectado.

El análisis enológico de ésta escena indica que es técnicamente imposible obtener, con estas manipulaciones, otra cosa que no sea vino rosado, al no hacerse la suficiente maceración de los hollejos que requiere el vino tinto.

Para el profano es preciso aclarar de inmediato y formalmente, que el vino rosado no es el resultado de una mezcla de vino tinto con vino blanco, sino que es el resultado de una técnica particular que consiste, por diversos artificios, en no dejar exudar del hollejo de la uva sino una muy pequeña parte de la materia colorante en el racimo tinto.

Hoy día, la fama de este tipo de vinos es tal que todos los países vitivinícolas los producen, con mayor o menor fortuna. Son vinos de agrado, que llenan los ojos y capaces de aplacar la sed.[13]

Edad Media

Después de la negra época que siguió a la caída del Imperio romano, llegamos al periodo medieval para. Durante esta época de retroceso, la Iglesia fue la depositaria de los conocimientos de la civilización y, al talar los monasterios en expansión los flancos de las colinas y cercar terrenos de cultivo, y cederles sus tierras los viticultores en trance de muerte, la Iglesia llegó a identificarse con el vino, no sólo como Sangre de Cristo, sino también como lujo reconfortante en este mundo.[14]

En el siglo XVII se generalizo el uso de la botella y su cierre con corcho. Entonces ya podían considerarse los vinos defendidos del aire. De este modo comenzaron a tomar importancia los vinos Atlánticos y continentales y comenzaron a perderla los del Mediterráneo.

Tres casos importantes constituyen puntos intermedios antes del siglo XVIII:

  • JEREZ: Ya de cara al Atlántico, Jerez podía producir en alguna cosecha vinos de menos de 13 grados. Para lograr más grado se desarrolló la idea de exponer los racimos al sol en el suelo para que se evaporara agua de la uva, concentrándose el azúcar y poder así conseguir después, de uva de 12 grados, menos vino pero de 16 grados.
  • OPORTO: Mostos de uva de menos de 13 grados se calientan, después de estrujar la uva, en calderos de cobre para evaporar agua y así lograr, después de fermentar, vinos de 16 grados.
  • GALICIA, COÑAC, etc: Los subproductos de la uva, hollejos fundamentalmente, se destilan y el alcohol separado se aporta al vino para subir el grado y resistir mejor el avinagrado.

Una aportación técnica importante tuvo también lugar en el siglo XVIII. Fue la utilización de la combustión de azufre para producir gas sulfuroso y esterilizar envases. De este modo, quemando azufre, ya se podían mantener vinos en condiciones no herméticas, sin que se avinagrara ya que el sulfuroso bloquea el etanal e impide que las bacterias de la acetificación lo utilicen. [15]

Durante la Edad Media se diseña el nuevo mapa vitivinícola de Europa bajo la impronta del prestigio de los vinos regionales y de las creencias religiosas, cristianas e islámicas. En el renacimiento comienza una nueva etapa en la historia del vino, porque en los siglos XV y XVI cuando se mejoran los sistemas de vinificación y los vinos de Borgoña, Champaña y Burdeos, en Francia, comienzan a adquirir la fama que los hará célebres. Sin olvidar a Don Perignon que descubre el modo de preparar el champaña espumoso.

La tradición de los vinos franceses llegó a América con los españoles, que transportaban durante la Conquista las especies vegetales mas importantes para ellos: la higuera, el olivo y la vid.[16]

Entre los siglos XII y XVI,no obstante, la producción de vino se generalizó de nuevo; fue la principal exportación de Francia durante buena parte de este periodo. Durante el siglo XVII se desarrolló la botella,y revivió la utilización del corcho (olvidado desde los tiempos de los romanos); esto hizo posible el almacenamiento del vino. Muchos de los que hoy son los mejores viñedos de Burdeos empezaron a ser desarrollados por sus aristocráticos propietarios a finales del siglo XVII y principios del XVIII; el champaña espumoso se produjo entonces por primera vez; los británicos desarrollaron simultáneamente los viñedos del valle del Duero en Portugal.[17]

A finales del siglo XVII alguien descubrió el tapón de corcho. Poco a poco, fue evidente que el vino conservado en una botella bien tapada duraba mucho más que el guardado en barril, ya que este último tendía a perder apenas el barril volvía a ser abierto. También envejecía de un modo diferente, para adquirir lo que es conocido como “bouquet”.[18]

Vino Moderno

El inicio de la cotización enológica de los vinos se remonta a 1855, cuando los precios alcanzados por ciertos vinos de Burdeos fueron el detonante que motivó el establecimiento de la famosa clasificación de los crus franceses. Durante el s. XIX, las reglas y consideraciones enológicas que servían para elegir la calidad de las cosechas  pasaron a la valoración en base a criterios míticos y sentimentales relacionados mas bien con la escasez, con la anécdota, con la leyenda, que hacían que la posesión y guarda de determinadas botellas de vino se convirtieran en inversiones muy rentables a largo plazo.[19]

Mas a principios del XIX se había producido una auténtica revolución. De pronto, los vinos rosados pasaron de moda, y la demanda se dirigió a los vinos de color oscuro y larga fermentación. En la Cate de Beaune, cuyos vinos son de por sí claros, los precios bajaron. La demanda se desplazó hacia la Côte de Nuits, cuyos vinos son de natural vins de garde, es decir, vinos para guardar y madurar.

La explicación del cambio radica en el descubrimiento de los efectos de conservar el vino en botellas: desde los tiempos de los romanos, se había pasado toda su vida en un barril. Si se empleaban botellas, eran simplemente trascas para servirlo en la mesa

A finales del siglo XVII alguien descubrió el tapón de corcho. Poco a poco, fue evidente que el vino conservado en una botella bien tapada duraba mucho más que el guardado en barril, ya que este último tendía a perder apenas el barril volvía a ser abierto. También envejecía de un modo diferente, para adquirir lo que es conocido como “bouquet”.[20]

El Vino en México    

            Antes de la llegada de los españoles, en México, ya había uva, pero los habitantes desconocían el vino. Desde su llegada a México el vino, junto con la colonización, gozó de gran aceptación y poco a poco dejó de ser únicamente utilizado en misas, por los reyes y la gente del poder. Gracias a esa aceptación, la calidad de la uva, y por ende del vino se incrementó considerablemente y alcanzó gran fama. Tal fue el hecho, que el Rey Felipe II prohibió el cultivo de uvas y la producción de vino en México, pues el vino mexicano era el mayor competidor de la producción española. Únicamente se permitió elaborar vinos para cubrir las necesidades de la Iglesia. Así, desde un principio la producción de uva y vino fue impedida por diferentes factores: el primero por intereses económicos, después influyeron los diferentes problemas políticos y bélicos. El siglo XIX quizá fue el más decadente para el vino mexicano, pues la guerra de Independencia y los conflictos con Estados Unidos disminuyeron la producción, y se volvió irregular. Durante la época de mayor decadencia, en 1822, Iturbide trató de fortalecer el mercado vinícola gravando con aranceles del 35 por ciento a los vinos importados, para así favorecer la producción nacional, que apoyó aún más bajando los impuestos. Veinte años después, el presidente Antonio López de Santa Anna fomentó el cultivo de uva con la creación de la Escuela de Agricultura. Esfuerzo que continuó en el gobierno de Porfirio Díaz, pero esto no logró beneficiar -como se esperaba- la producción del vino mexicano, pues la mayor parte del vino que se consumía era el importado de España.

Casi un siglo después, durante la primera mitad del siglo XX la viticultura y la producción de vino se vieron afectadas por los conflictos políticos y las guerras, así el vino estuvo rodeado de adulteración, fraude y sobreproducción. Mientras esto sucedía a nivel mundial, en México el vino también atravesó por dificultades y es que gran parte de los viñedos quedaron destruidos por la filoxera -plaga que ataca a la vid- y los problemas políticos que perturbaron al país. Al término de la Revolución Mexicana, no hubo interés en los agricultores por fomentar la viticultura. Posteriormente, la mitad del siglo XX fue muy notable por los avances técnicos y tecnológicos que beneficiaron considerablemente la producción del vino cuya calidad mejoró considerablemente y México no fue la excepción; después de 1940 la producción aumentó, pues diversos granjeros sustituyeron sus campos de algodón por vides. Desde entonces la calidad del vino mexicano ha aumentado considerablemente a pesar de que diversos expertos consideran que el clima de México no es muy propicio para el cultivo. Así, actualmente cerca del 80 por ciento de la uva mexicana se utiliza en destilerías, con ello, se ha incrementado la producción de vinos de mesa de alta calidad que son exportados y bien aceptados en el extranjero, principalmente Estados Unidos.

En México las regiones vitícolas por tradición son: Baja California, Sonora, Torreón, Saltillo, San Juan del Río y Zacatecas. [21]

Época Precolombina

En la epoca precolombiana, los indigenas utilizaban las vides salvajes para hacer una bebida a la que agregaban otras frutas y miel; hasta la fecha en algunos lugares se hace el vino de acachul con uvas y frutas silvestres. Las vides salvajes (cimarronas) estaban cargadas de racimos, pero por su acidez no producian vino. Habia especies diferentes de vides silvestres como vitis rupestris, vitis labrusca y vitis berlandieri. Eran diferentes de la vitis vinifera europea, que es la especie de vid más apropiada para elaborar vinos de calidad. Despues des descubrimiento de America en 1492, no pasaron muchos años para que se incluyesen importantes cantidades de barricas con vino en los cargamentos de barcos que iban al Nuevo Mundo. Se considera a Juan de Gijalva ser el primer navegante español que tomo vino con señores aztecas enviados por Moctezuma en el antiguo Tenochtitlan. Fue el dia 24 de junio de 1517. Desde 1521 los conquistadores y misioneros españoles trajeron vid a Mexico. Para ellos el vino constituía parte fundamental de su dieta cotidiana, y por ello se incrementó rápidamente la comercialización de esta saludable bebida en las tierras recién descubiertas. El vino se consumia como alimento, como medicina y como reparador de fuerzas. La historia del vino en Mexico se desenvolvio durante la Colonia al ritmo de los imposiciones de su metropoli. Las primeras vides europeas que se plantaron en Mexico fueron traidas por los conquistadores y misioneros españoles con el olivo y han vestido los campos de Baja California.

La vid fue cultivada de inmediato por los misioneros que necesitaban vino para celebrar la misa. Cuando los jesuitas llegaron en aquella epoca  a la peninsula de Baja California, el cultivo de la uva acompaño sus misiones. Los misioneros transformaron los inhospitos desiertos en zonas de cultivo y de viticultura.  Asi plantaron vid en la mision de Nuestra Señora de Loreto, luego en todas las misiones de California. Sus sucesores, los franciscanos avanzaron hacia lo que ahora es el estado de California en los Estados Unidos de Norteamerica. Su lider, fray Junipero de Serra establecio 21 misiones de San Diego a Sonoma en las que plantaron vides que gozo de especial renombre. La variedad de uva plantada por los frailes adquirio una denominacion especial, la uva mision. Hoy en dia, esta variedad tambien se llama “criolla” en toda Sudamerica. El viñedo de la Nueva España comenzó a extenderse a partir de la ciudad de México, capital del virreinato, hacia las regiones septentrionales: Querétaro, Guanajuato y  San Luis Potosí, alcanzando posteriormente un gran desarrollo en el Valle de Parras,  y luego en Baja California y en Sonora. En esa epoca se desarollaron tambien los plantios en Puebla ( Tehuacan y Huejotzingo).[22]

 

Época Colonial

México es el mas antiguo productor americano, pero su industria de vinos de calidad es relativamente reciente. Los vinos rústicos y el aguardiente  (Tequila, Mezcal…) todavía dominan la producción y el país esta eclipsado por sus vecinos del norte (EE UU) y del sur.

Hernán Cortes, gobernador de Nuevo España en el siglo XVI , ordeno el 20 de Marzo de 1524 que cada colono plantara 1000 pies de vid por cada cien aborígenes. Ya desde aquel tiempo se comenzó a practicar la injertación de la Vitis vinífera en cepas autóctonas, lo que  entonces no se hacía en ningún otro país del mundo. Así el capitán Francisco de Urdiñola estableció en 1539  la bodega vinícola en la Hacienda de Santa Maria de las Parras (estado de Coahuila) En 1626, Lorenzo García inauguro las Bodegas de San Lorenzo y lo vendió en 1634 a Luis Hernández Escudero. Las vides se adaptaron a sus nuevos emplazamientos y fueron los suficientemente productivas para elaborar al mismo tiempo vino y aguardiente.Después de unos tantos años, la corona española prohibió la producción del vino, por el temor de que en un futuro hubiera competencia con España, porque los viñedos se aclimataron rápidamente.La Ley XVIII, titulo XVII de la Recopilación de las Indias estableció la total prohibición a sembrar viñas en México pero se podía seguir utilizar los viñedos existentes. Los misioneros se negaron a acatar tan bárbara disposición  y continuaron difundiendo, si bien en pequeña escala, el cultivo de la vid y la elaboración del vino en la Nueva España. [23]

Siglo XIX y principios del Siglo XX

A finales del siglo XIX, la familia Concannon, pionera de la viticultura en California (Livermore Valley) persuadio al gobierno mexicano que aprovechara el potencial vitícola del país e introdujo algunas docenas de variedades francesas en México. En el año de 1895, el gobierno mexicano se preocupo de extender la plantación de las vides, pero este esfuerzo no pudo ser continuo por los cambios sociales del país. En 1904 James Concannon abandono México pero seis años mas tarde otro vinificador californiano Perelli Minetti planto otra gama de cepas en cientos de hectáreas cerca de Torreón. Hacia 1900 gran parte de los viñedos mexicanos quedo destruida por la filoxera y los problemas políticos perturbaron el país durante muchas años después de la revolución de 1910. Los vinos mexicanos empezaron a producirse seriamente hasta 1920, pero no se logro que tuvieran buena calidad por muchos factores: faltaba mas conocimiento de la vinicultura, se utilizaba equipo defectuoso y no había una adecuada selección de variedades.

El resultado era vinos blancos amarillentos, tintos oxidados : les faltaba o sobraba dulzor o acidez[24].

Época posterior a la Segunda Guerra Mundial

En 1948 fue creada la Asociación Nacional de Vitivinicultores, que afilió inicialmente a quince empresas. En el período comprendido entre los años 1950 y 1954 se incorporaron catorce compañías más.

La situación general ha cambiado considerablemente a partir de los años 70, por lo que el cultivo de la vid se ha incrementado.La implantación de variedades de uvas seleccionadas, la instalación de cavas de vinificacion integrando los progresos de la ciencia enologica mas moderna, el mejoramiento del nivel de vida de la clase media, los esfuerzos comerciales y educativos de las grandes marcas, han permitido colocar en el mercado productos de calidad, suscitando en el publico un vivo interés hacia unas nuevas costumbre de consumo del vino.

La producción ya se triplico entre 1970 y 1980. Este crecimiento sin precedente, supone que sean multiplicados por seis cada diez años, o sea, prácticamente por dos cada tres años, la superficie de las vides cultivadas, la capacidad de las instalaciones de vinificacion, de conservación, de embotellado, los esfuerzos de la comercialización y de la distribución y por consiguiente las inversiones humanas y financieras.En la década de los 70 el consumo anual per capita de vino en la Republica Mexicana era de una tercia parte de botella, subió en los 80  a tres cuartas partas de botella para acabar en los noventas a dos botellas. Pocos países, pocos productos sobre todos en nuestros días, están confrontados a semejante fenómeno de crecimiento. Se recuerda que en 1980 la importante O.I.V. (Oficina Internacional del Vino) escogio México para celebrar su Asamblea Anual y su gran Congreso. En  1987 fueron vendidas en México dos millones de cajas de vino (veinticuatro millones de botellas, de 750 mililitros). De esa cifra, el noventa y ocho por ciento fue de vino nacional. [25]

Regiones Vitícolas Mexicanas y Casas Productoras Mexicanas

Baja California

La región vitivinícola de Ensenada, Baja California, Sus valles se extienden en una posición perpendicular al océano Pacífico, por lo que tiene un buen grado de influencia marina debido a un permanente ir y venir de los vientos tierra-mar-tierra. Así, el océano es determinante en la condición climática de los viñedos ya que se ha demostrado que existe una relación muy estrecha entre la temperatura del mar y los eventos climatológicos en los valles. Cada uno de los cuatro valles cercanos a Ensenada, tiene características propias. La corriente marina fría “California” que desciende desde Alaska por toda la costa oeste del continente, genera brisas frescas durante gran parte del año.

SANTO TOMAS (casa productora B.C)

Esta casa vinícola encuentra sus orígenes en las expediciones de los misioneros jesuitas que llegaron a la zona junto con colonizadores y soldados españoles ya desde 1697. La misión de Santo Tomás de Aquino, fue fundada por José Loriente el 24 de Abril de 1791, en lo que ahora se conoce como el valle de Santo Tomás.

En esos años, la misión contaba ya con dos mil parras y cien olivos, además de otros cultivos y animales para el sustento de sus habitantes. Como estaba cerca del mar, comerciaban sus productos con los buques que llegaban al puerto, haciendo intercambios por azúcar, tabaco, arroz y telas.

En 1989. De ser productora de volúmenes masivos, pasó a ser una empresa de elaboración de vinos de alta calidad. En ese entonces, empezaron a introducir al mercado vinos varietales mexicanos, como Tempranillo, Chardonnay y Cabernet Sauvignon. Para producir vinos premium, bajaron aún más su producción y también, construyeron una nueva planta.

En 1999, Los diez últimos años han sido cruciales porque fueron dedicados totalmente a mejorar la producción

VINOS BIBAYOFF (casa productora B.C)

Desde que tiene memoria, David Bibayoff ha hecho vino. Su abuelo, Alexie Dalgoff, quien llegó al valle de Guadalupe en Baja California en 1906, empezó a producir vino casero, ya que al llegar plantó algunos de los primeros viñedos de la zona, junto con otros tipos de cultivo, como uva de mesa, trigo, alfalfa y cebada. Los dos fueron y son parte de una historia que ha enriquecido la región enormemente, desde que un buen número de familias originarias de Kars, entonces ciudad rusa cerca del monte Ararat, decidieron establecerse en México.

En 1976 David compró el rancho Toros Pintos, que tiene 35 hectáreas plantadas con vides, de las cuales casi la mitad produce uvas de mesa que comercializa en varios lugares del país. El resto está dedicado a variedades como Zinfandel, Chenin Blanc, Cabernet Sauvignon y Nebbiolo, entre otras. Desde 1998, constituyó formalmente Vinos Bibayoff como casa vitivinícola y empezó a distribuir localmente. Con los años, sus vinos se están haciendo cada vez más visibles para un número creciente de consumidores que buscan descubrir nuevos sabores y propuestas en el mercado.

David Bibayoff se ha dado a la tarea de organizar un pequeño museo de sitio junto a sus viñedos. Es una pequeña casa en donde el visitante puede apreciar una serie de objetos artísticos y de uso cotidiano, fotografías y documentos relevantes a la llegada de los Molokanes y a la administración de sus actividades en el campo. La atmósfera que evoca este lugar, junto con el resultado de su trabajo en la vinícola, hacen de Vinos Bibayoff, parte indispensable del nuevo mundo del vino mexicano.

L.A. CETTO (casa productora B.C)

Don Angelo Cetto desembarcó en el puerto de Veracruz a principios de los años veinte. Él venía como parte de una cooperativa de agricultores italianos de la región de Trento, al norte de Italia, que había comprado al gobierno mexicano una propiedad en Jalisco con la idea de arraigarse y buscar un futuro mejor al que esperaba de su región de origen, en ese entonces convulsionada por problemas políticos que parecían irresolubles. Pero lo que esperaban los cooperativistas con respecto a su reciente adquisición, no resultó ser la realidad. “La Estanzuela” hacienda que habían adquirido, era un lugar en ruinas, inhóspito y totalmente inviable para la agricultura. Don Angelo, como muchos otros, decidió buscar suerte en el país que había escogido como destino.

Luis Alberto Cetto, hijo de Luis Agustín es director general de L.A. Cetto desde 1996. Con él, se cumplen tres generaciones de una familia dedicada enteramente a la empresa con una lógica de trabajo que la han hecho formarse en el negocio desde muy temprana edad y en todas las áreas, tanto de producción como administrativas. Ahora, dos décadas después de haber asumido el mando, Luis Alberto sabe muy bien lo que quiere: expandir la compañía rápidamente y ocupar todos los espacios que el mundo le permita. Si a su abuelo le correspondió crecer a nivel regional y a su padre abarcar el mercado nacional, él tiene la responsabilidad de ganarse el mundo. Y aunque hoy exportan el 25% de su producción a más de 25 países.

MONTE XANIC  (casa productora B.C)

En marzo de 1987, un buen número de amigos industriales que se reunían con regularidad, escuchaba los últimos lineamientos del plan de negocios para el establecimiento de una vinícola mexicana. Al terminar la exposición, que hicieron Tomas Fernández y Hans Backhoff, se inició una sesión de preguntas y respuestas. Todos parecían interesados en un esquema que parecía desafiar todos los estereotipos existentes con respecto al vino mexicano, pero cuando se invitó a los asistentes a sumarse económicamente sólo Manuel Castro y Eric Hagsater levantaron la mano. Junto a Ricardo Hojel, Hans Backhoff y Tomás Fernández, como socio fundador, estaban por comenzar una aventura que los llevaría a los primeros lugares de calidad a nivel internacional.

Como parte de su estrategia para estimular la cultura del vino, desde 1992, tienen una revista gratuita que se llama “El espíritu del vino” y que sale cuatro veces al año. En ella se tratan los más diversos temas relacionados con el vino, su producción y su disfrute. Y para septiembre del 2000 inauguraron el primer “Sé De vino”, un lugar en donde se rompen los tabúes con respecto al mundo del vino. Hoy en día, existen tres “Sé De Vino”, Polanco y Centro Histórico en la Ciudad de México y uno en Ensenada, Baja California

Allied Domecq México (casa productora B.C)

Casa Pedro Domecq se funda en 1730 en Jerez de la Frontera, provincia de Cádiz, en el corazón de Andalucía. Desde sus inicios se ha dedicado a la elaboración de productos de uva. Recientemente, en 1994, fue adquirida por el segundo grupo más importante de la industria de origen inglés, formándose la firma Allied Domecq. Esta nueva empresa fortalece su experiencia en la producción de bebidas alcohólicas de origen vitícola al complementar sus portafolios con otros destilados y vinos, convirtiéndola en uno de los mayores consumidores de uvas en todo el mundo.

Los vinos de Allied Domecq participan en los concursos de vinos de mayor relevancia en el mundo, en los cuales han obtenido importantes premios entre los que destacan Bruselas, Viñandino, Bachus, Selección Mundial en Canadá y Ensenada, BCN.

Actualmente, Vides de Guadalupe Domecq cuenta con la experiencia y colaboración del cuerpo internacional de enólogos de la firma. Se abastece de 500 hectáreas de uvas finas provenientes de cuatro distintas regiones vitícolas de Ensenada: el Valle de Calafia en Guadalupe, el Valle de San Vicente, el Valle del Llano colorado y el Valle de San Antonio de las Minas. En cada una de estas regiones se tienen identificados los viñedos de producción de uvas premium en los que se llevan a cabo labores culturales vitícolas especiales que asegura calidad excepcional con muy bajos rendimientos. Y es que, desde su punto de vista, en la viticultura, la calidad esta peleada con la cantidad. Si se esperan vas con concentraciones aromáticas y de taninos, entonces el tamaño de los granos es pequeño y, por consiguiente, el rendimiento por hectárea es también menor. Por otro lado, la expresión aromática, la complejidad de los sabores, la solidez en la estructura tánica, la intensidad colorante y el costo de producción son mayores.

Chateau Camou  (casa productora B.C)

Cuando tenía 45 años, Ernesto Álvarez-Morphy decidió que cuando cumpliera 65 se iba a regalar a sí mismo el sueño que había acariciado desde hacía mucho tiempo: una vinícola que produjera vinos de la calidad de los mejores del mundo. En 1986 lo cumplió comprando una propiedad en la Cañada del Trigo en el Valle de Guadalupe, en la que en seis meses edificó una impresionante construcción que evoca la arquitectura de las misiones californianas, cuna del vino americano.

En el terreno había viñedos plantados en 1937 por Abelardo Rodríguez, en ese entonces dueño de Bodegas Santo Tomás. Después de algunos estudios de la zona y del viñedo, Álvarez-Morphy decidió injertar 25 hectáreas y resembrar otras 12 con variedades nobles francesas como Cabernet Sauvignon, Cabernet Franc y Merlot.

Hoy en día, la presencia de Chateau Camou en los concursos internacionales es cada vez mayor y cada vez más notable. Su Gran vino tinto de 1997, recibió la Gran Medalla de Oro en el Concours Mondial de Bruxelles en el año 2000, y en el Wines of the Americas y en el Challenge International du Vin también ha sido premiado varias veces con la presea más alta.

Viña de Liceaga (casa productora B.C)

En 1972, el Ingeniero Eduardo Liceaga llegó a Tijuana desde la ciudad de México para coordinar los trabajos de TAB, S.A., una compañía constructora con la que llevaba trabajando muchos años y con la que había trabajado en la mayor parte del país. Rápidamente, se puso manos a la obra haciendo trabajos de pavimentación, casas de interés social y otros proyectos que lo mantuvieron muy ocupado. En esa época todavía no sabía que habría de fundar una de las casas vinícolas que están dando de qué hablar en Baja California y que habría de ganar importantes medallas en concursos internacionales

CASA DE PIEDRA (casa productora B.C)

Para Hugo D’Acosta el viñedo es el que habla. Y es que, a decir de este joven enólogo, agrónomo por la Universidad de Querétaro y enólogo por la Universidad de Montpellier, existen variedades de uva que tradicionalmente han sido malinterpretadas a pesar de que tienen un gran potencial y una riqueza única.

Así las cosas, Hugo impulsó a la empresa a ser de las primeras en México en ofrecer al mercado vinos varietales, para lo cual reconvirtió los viñedos e hizo importantes cambios en las instalaciones. También, contribuyó en buena medida a que la imagen de la empresa empezara a identificarse cada vez más con la juventud, con el arte contemporáneo, con las situaciones más divertidas y menos acartonadas. La tradición de beber vino había estado siempre rodeada de solemnidad no sólo en nuestro país, sino en todo el mundo. Y es que para Hugo, hay que quitarle la parte solemne al vino, porque no es necesario ser ceremonioso en su quehacer y mucho menos en su entorno. Para él, hay que ser lo suficientemente profundo y respetuoso en los productos que uno realiza, pero hay quitarles en lo posible lo grandilocuente.

D’Acosta ha buscado durante muchos años la forma en cómo a él le gusta hacer vino. Después de todo lo que aprendió, ahora sabe cómo le gusta, y la manera en cómo le gusta no es como la de Francia, o la de Australia, o la de cualquier otro lugar. Ahora él sabe que lo que quiere es expresar lo más que se pueda el sabor del viñedo. A esto él le llama ser contextual, es decir, tener la capacidad de leer lo que pasa en el sitio, lo que está diciendo el viñedo. Así, por ejemplo, hay viñedos que por ser muy frondosos y vigorosos, invitan a hacer vinos suaves sin buscar concentrar mucho el vino porque el viñedo mismo está estresado. Por todo esto, por el gusto por la tierra y por la afición de escuchar lo que nos dice la naturaleza, la filosofía de Casa de Piedra es “hecho en el viñedo”.

MOGOR BADAN (casa productora B.C)

Antonio Badán llegó a San Antonio de las Minas a principios de los años cincuenta, cuando tenía dos años de edad. Su padre, Henri Badán de nacionalidad suiza, había llegado a la ciudad de México en la década de los años treinta para fundar la primera agencia latinoamericana de Wagon-Lits Cooks, parte de la multinacional Thomas Cook. Mogor Badán produce Cabernet Franc, Merlot, Cabernet Sauvignon y Chasselas, variedad suiza que en México sólo se cultiva en “El Mogor”. En 1986 produjo su primera cosecha, unas quinientas cajas. Hoy en día alcanza las cuatro mil. Su idea es producir una cantidad limitada de vino que exprese totalmente las características de Baja California y en concreto las de San Antonio de las Minas. Así, esta singular vinícola se suma a la nueva generación de los mejores vinos mexicanos

CAVAS VALMAR (casa productora B.C)

Federico Valentine nunca se separó, hasta su muerte, del libro Traité sur le vin, editado en 1874 y que trajo desde Francia. Llegó a Ensenada en 1919, huyendo de la guerra y con la ilusión de hacer fortuna en el nuevo continente. Después de ir a Nueva York, se fue a Mexicali a trabajar en las vías férreas en donde escuchó hablar de la ciudad de Tijuana. Al llegar, inmediatamente conoció a Guadalupe.

Su primera cosecha, de 1985, alcanzó las 350 cajas que incluían un blanco de Palomino, Moscatel y Uniblanc y un tinto de Grenache, Tempranillo, Carignan y Rubyred. Las vendieron poco a poco y fueron ahorrando las ganancias para construir la vinícola al lado del rancho. Poco a poco fueron comprando más equipo hasta llegar a su producción actual, alrededor de 2000 cajas al año. Actualmente, tienen veinte hectáreas en la Cañada de Guadalupe que están plantando. Su producción se vende principalmente en Baja California, Ciudad de México y Estados Unidos. Entre 1992 y 1994, exportaron a Alemania, pero su escasa producción los hizo decidirse por sus mercados más inmediatos.

Adobe Guadalupe (casa productora B.C)

En 1963, Donald Miller, se fue a vivir a California, Estados Unidos, para continuar en esa región con sus actividades como financiero. Cuando visitó el Valle de Napa, se quedó profundamente impresionado con las diferentes vinícolas que operaban en el lugar y con la creciente actividad entorno al vino que empezaba a consolidarse. En ese entonces, ya había once casas productoras pero todavía no había restaurantes ni pequeños hoteles como hoy en día, lo cual le permitió observar desde sus inicios, el auge vitivinícola de ese lugar. plantaron 20 hectáreas con variedades como Cabernet Sauvignon, Merlot, Syrah y Grenache.

En el año 2001, embotellaron sus primeros vinos: Kerubiel, de Syrah y Grenache, Miguel de Cabernet Sauvignon y Syrah y Gabriel de Merlot y Cabernet Sauvignon. Su producción fue de 150 cajas, mismas que comercializaron en la región. Hoy en día, sus vinos pueden ser adquiridos en vinaterías de la Ciudad de México, Monterrey, Tijuana y Ensenada. Donald quiere mantenerse en un esquema de vinos boutique, por lo que aspira a una producción máxima de cinco mil cajas, mismas que empezará a vender también en Estados Unidos y Europa, atendiendo a las demandas que ya le han hecho.

Donald y True están felices de lo que han logrado. Cada vez es más frecuente que expertos internacionales califiquen como excelentes sus vinos. Vinos que son parte de la creciente cultura del vino mexicano.

Querétaro

En pleno corazón de la zona vinícola de San Juan del Río en Ezequiel Montes, Querétaro,
se encuentra una de las viticulturas más prósperas del país. Las características geoclimáticas de la región son óptimas para el cultivo de la vid, ya que está ubicada a unos 2,000 metros sobre el nivel del mar, lo cual provoca la maduración de las uvas en condiciones extremas y peculiares, que oscilan entre los 25º C en el día y los 0º C en la noche.

FREIXENET (casa productora Qro.)

Desde pequeño, a Pedro Ferrer Bosh le decían de manera cariñosa, el “freixenet”. Freixenet, en catalán, es el diminutivo de Frexenera, que es el nombre de la villa que ha pertenecido a su familia por varias generaciones y que responde al hecho de que en la propiedad hay árboles de Fresno por todos lados. La Frexenera está en Penedés, cerca de Barcelona, España, una región vinícola muy cerca de Francia, cuya influencia ha resultado en la producción, desde hace muchos años, de vinos hechos de acuerdo al método tradicional champenoise.

Como parte de las iniciativas de expansión que sus fundadores ya tenían en mente desde el principio, Ferrer Sala buscó el lugar ideal para establecer un centro de producción, distribución y comercialización en el continente Americano. Fue así que llegó a México y, luego de investigar las regiones vitícolas, llegó a la conclusión que el lugar ideal era Ezequiel Montes en el Estado de Querétaro. Ahí, fundó, en honor a su madre, la finca que hoy, con la experiencia de más de un siglo en el quehacer del vino, ofrece al mercado vinos espumosos y también una amplia gama de vinos de mesa, conocidos como Viña Doña Dolores y Vivante. En los viñedos se plantaron variedades como Pinot Noir, Sauvignon Blanc, Chenin, Sant Emilion y Macabeo. Francesas las cuatro primeras y catalana la última.

Además de Cabernet Sauvignon y Malbec para sus vinos tintos.

Josep A Llaquet, enólogo y gerente general de la planta, está abocado a producir vinos que sean la mejor versión de la región en donde son elaborados. Por otro lado, en ese lugar, se construyó una de las cavas más impresionantes del continente, las más grandes de Latinoamérica. Tienen más de 25 metros de profundidad, lo cual protege de manera efectiva, el proceso de elaboración de sus vinos.

Coahuila

Las condiciones del valle de Parras son muy especiales. A pesar de ser un clima semidesértico, la cercanía con la Sierra Madre Oriental y una altura de 1,500 sobre el nivel del mar, forman un microclima ideal para el desarrollo de la vid, presentando un invierno bien definido con temperaturas bajo cero, de hasta -2° y -3° C, necesarias para la dormancia de la planta.

Además la región tiene un verano con un intenso sol y temperaturas que oscilan entre los 25° y los 35° grados durante el día, con lo cual se logra una muy buena maduración de los frutos. También la baja humedad relativa, entre 10 y 40 por ciento, evita el desarrollo de enfermedades fungosas, lo que consigue frutos sanos. El clima presenta una importante característica en la etapa de la maduración de la uva. En el mes de junio, en el día se tienen altas temperaturas, mientras que las noches son frescas con temperaturas de entre 16° y 17° C. Así, la maduración de la uva es lenta, lo cual concentra más los aromas y sabores. El promedio de lluvia es muy bajo, de 300 Mm. Anuales, principalmente durante julio, agosto y septiembre, coincidiendo con la época de la cosecha. Las características del suelo son típicas del semidesierto, con suelos calcáreos y arcillosos con alto contenido de carbonatos, además algunos sueldos son pedregosos, cosa que beneficia el desarrollo vegetativo

CASA MADERO (casa productora Coah.)

Esta casa es la productora de vino más vieja de México, lo que la hace ser la vinícola más antigua de América, y a pesar de muchos problemas y obstáculos, nunca ha dejado de funcionar.

Casa Madero Le ofrece ahora una ventaja poderosa, porque a lo largo del proceso, pudieron identificar e ir seleccionando las variedades que mejor se adaptan al clima, produciendo mejor uva. También, aprovecharon los avances de investigaciones alemanas sobre genética vitícola, de manera que ahora cuentan con parras que ofrecen los mejores aromas y sabores de cada variedad, lo cual resulta en mucho mejores vinos.

Casa Madero ha logrado, en el último año, haber recibido 20 medallas en diferentes concursos internacionales. Su éxito es tal, que sus exportaciones hoy se destinan a más de 27 países. Su reto actual se centra en ampliar su presencia en nuestro país. Ahora, con una planta renovada y fortalecida en sus viñedos, está listo para inundar el mercado y mostrar a los mexicanos, ya no tanto a los escandinavos, a los ingleses o a los nórdicos, lo que Casa Madero es capaz de hacer.

BODEGAS FERRIÑO (casa productora Coah.)

Cuando en 1860 cuatro jóvenes italianos llegaron a la Villa de Cuatro Ciénagas en Coahuila, no se imaginaron que dos de sus descendientes habrían de participar activamente en la lucha de la revolución, pero tampoco pensaron que su iniciativa en actividades vitivinícolas habría de producir un vino que se convertiría en la bebida tradicional de las familias del norte del país y de otras tantas regiones de un país que apenas conocían.

Cuando en 1922, Don Miguel Ferriño fallece, las bodegas pasan a ser propiedad de sus once hijos. Enrique, Atilio y Miguel son los que mostraron más interés por la casa vinícola, quienes le dan prioridad a la elaboración de vinos generosos tipo jerez, oporto y moscatel, al mismo tiempo que continúan con el ya muy reconocido “Sangre de Cristo”.

En 1955 se forma una sociedad con la participación de siete de sus hijos con el nombre de “Bodegas Ferriño”. Fernando Peraldí Ferriño, nieto del fundador, quien tenía amplios conocimientos en agronomía, es nombrado gerente general. A partir de 1990, su hijo Fernando Peraldí León se hace cargo de la administración y Fidel Peraldí León de los aspectos enológicos o vitícolas de la empresa.

CepasTambién en México, existe una fuerte influencia de las tendencias globales del mercado internacional. Los últimos decenios las variedades mas vendidas al mundo de la viticultura son los Cabernet Sauvignon y Merlot en tintos y Chardonnay y Sauvignon Blanc en blancos.  Esto ha propiciado que los productores mexicanos dirijan sus cultivos hacia las cepas que garantizan su venta. En la actualidad se experimenta con distintas uvas como la Tempranillo y Barbera que son de mayor adaptabilidad al clima mexicano. [26]

Conclusiones

Siento que el trabajo fue de mucha utilidad, porque no nos damos cuenta de lo importante que es el vino para el hombre, y que siempre lo ha acompañado. Muy pocas personas se percatan de eso. Es de suma importancia comprender el origen del vino porque siento que si se comprende, es como acompañar también al hombre a través de su evolución e historia.

Pude conocer que el vino ha sido utilizado siempre desde las culturas antguas como Egipto, Mesopotamia, Grecia, Roma, y de los cuales todos los pueblos conciben al vino de maneras diferentes de acuerdo a su cultura y a su religión. Es muy interesante ver cómo es que incluso tiene un origen religioso puesto que se menciona en muchos pasajes de la Biblia, y posteriormente cómo fue que se dejó un poco de idealizar y se conviritió más que nada en comercio.

Considero que es muy importante porque creo que el vino siempre ha estado presente cuando se crean o se destruyen imperios, estados, ciudades… Lo podría tomar yo como el medio de negociación de los diplomáticos en todas las etapas de la evolución humana como ser vivo y en sociedad.

Es muy importante para mi carrera saber, de vinos, de dónde viene, la influencia cultural que ha tenido, puesto que, como internacionalista, el trabajo que realizaré el día de mañana requiere conocimientos de éste tipo por el trabajo diplomático y político que se realiza, además de el placer de saber y tener cultura.

Bibliografía

Fuentes de Información:

Libros:

DOMINÉ, André; El Vino.Editorial Könemann. p. 16, 17 (2004), Barcelona.

DELGADO, Carlos; El nuevo libro del vino. Editorial Alianza. p. 13,14 (1998), Madrid.

En la Red:

RUIZ Hernández, Manuel. http://www.arrakis.es/~mruizh/l1.htm (2000)

http://www.pyme.mendoza.gov.ar/pdf/vinos/Historia%20vino.pdf#search=%22origen%20del%20vino%22

http://www.consumaseguridad.com/web/es/investigacion/2004/04/13/11792.php

http://canales.laverdad.es/vinosmurcia/vinohistoria-2.htm

http://www.ferrer.com.mx/ferrer/historia/historia.asp

http://www.vinosalmundo.com/ver_articulo.asp?id=106

http://www.lavina.com.mx/vino/vinomexi.html

http://vinomex.homestead.com/historiaInicio.html

http://www.gestiopolis.com/recursos2/documentos/fulldocs/emp/hisvinmex.htm

http://vinomex.homestead.com/vinosmexicanos.html

 [1]http://www.pyme.mendoza.gov.ar/pdf/vinos/Historia%20vino.pdf#search=%22origen%20del%20vino%22  Día de consulta: 16 agosto 2006. Hora: 10:25 pm.

[3] DOMINÉ, André; El Vino.Editorial Könemann. p. 16 (2004), Barcelona.

 [4] DELGADO, Carlos; El nuevo libro del vino. Editorial Alianza. p. 14 (1998), Madrid.

[5] Idem.

[6] http://www.consumaseguridad.com/web/es/investigacion/2004/04/13/11792.php Día de consulta: 16 agosto 2006. Hora: 10:30 pm.

[7] http://www.consumaseguridad.com/web/es/investigacion/2004/04/13/11792.php Día de consulta: 16 agosto 2006. Hora: 10:30 pm.

[8] Op. Cit. DOMINÉ. p. 16, 17.

[9] Op. Cit. DOMINÉ p. 17.

[10] http://www.vinosalmundo.com/ver_articulo.asp?id=106 Día de consulta: 16 agosto 2006. Hora: 11:00 pm

[11] http://canales.laverdad.es/vinosmurcia/vinohistoria-2.htm Día de consulta: 16 agosto 2006. Hora: 11:00 pm.

[12] Op. Cit. DELGADO,  pp. 13,14.

[13] http://canales.laverdad.es/vinosmurcia/vinohistoria.htm Día de consulta: 16 agosto 2006. Hora: 11:16 pm.

[14] http://www.ferrer.com.mx/ferrer/historia/historia.asp Fecha de Consulta: 16 agosto 2006. Hora: 11:31 pm.

[15] RUIZ Hernández, Manuel. http://www.arrakis.es/~mruizh/l1.htm (2000) Fecha de Consulta: 16 agosto 2006. Hora: 11:33 pm.

[16] http://www.vinosalmundo.com/ver_articulo.asp?id=106 Fecha de Consulta: 16 agosto 2006. Hora: 11:35 pm.

[18] http://www.ferrer.com.mx/ferrer/historia/historia.asp Fecha de Consulta: 16 agosto 2006. Hora: 11:40 pm

[19] http://canales.laverdad.es/vinosmurcia/vinohistoria-7.htm Fecha de Consulta: 16 agosto 2006. Hora: 11:40 pm

[20] http://www.ferrer.com.mx/ferrer/historia/historia.asp Fecha de Consulta: 16 agosto 2006. Hora: 11:48 pm.

[21] http://www.lavina.com.mx/vino/vinomexi.html Fecha de Consulta: 16 agosto 2006. Hora: 11:54 pm.

[22] http://vinomex.homestead.com/historiaInicio.html Fecha de Consulta: 17 agosto 2006. Hora: 12:00 am.

[23] http://www.gestiopolis.com/recursos2/documentos/fulldocs/emp/hisvinmex.htm Fecha de Consulta: 17 agosto 2006. Hora: 12:00 am.

[24] http://www.gestiopolis.com/recursos2/documentos/fulldocs/emp/hisvinmex.htm Fecha de Consulta: 17 agosto 2006. Hora: 12:00 am.

[25] http://www.gestiopolis.com/recursos2/documentos/fulldocs/emp/hisvinmex.htm Fecha de Consulta: 17 agosto 2006. Hora: 12:00 am

[26] http://vinomex.homestead.com/vinosmexicanos.html Fecha de Consulta: 17 agosto 2006. Hora 4:00 pm.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en noviembre 16, 2012 por en Cultura, Cultura y humanidades y etiquetada con , , , , , , , , .

Navegación

Enter your email address to follow this blog and receive notifications of new posts by email.

Únete a otros 448 seguidores

Twitter de Kryztee

Error: Twitter no responde. Por favor, espera unos minutos y actualiza esta página.

¿Quieres leer sobre otro tema? Escoge

noviembre 2012
L M X J V S D
    Dic »
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  
A %d blogueros les gusta esto: